Blog

La caja que contiene el alma

Posted on

El mundo lleva mucho tiempo sometido a presiones de diversas índole: economías ralentizadas, terrorismo, cambios climáticos dañinos al ecosistema, corrupción, nefastas alteraciones geopolíticas, brexit, etc.

Lo anterior, nos obliga como ciudadanos de cada país, según nuestra competencia, a dejar de ser simples observadores de la nebulosa situación que nos rodea, y generar las propuestas necesarias para modificar el rumbo desastroso que lleva este planeta que habitamos.

Por definición, se sabe, que producir cambios para regenerar estructuras y lograr mejores resultados , se hace muchas veces cuesta arriba porque se tocan intereses particulares (dinero – negocios), sin embargo, hay que asumir responsabilidades que conlleven a la civilidad, de lo contrario, nuestra existencia como “raza superior” es cuestionable.

Sin embargo, siendo optimista, habría que pensar, que los postulados propuestos por los liberales clásicos (Montesquieu, Adam Smith, John Locke, Thomas Jefferson) , no están pasados de moda (en un basurero), todo lo contrario, tienen vigencia y una aplicabilidad al alcance de una sociedad mundial que merece una mejor calidad de vida en el presente y el futuro.

Reflexión: Cuando la caja que contiene el alma está bien construida, el ciudadano poseedora de la misma, garantiza aportes positivos a otros ciudadanos y organizaciones.